Espacio de encuentro

El desierto no sólo acoge y brinda hospitalidad, nos coloca desnudos ante nosotros mismos, ante Dios y ante los demás. Es un espacio de encuentro, no de huida, aunque a veces algunos hayan huido a él o por miedo o por no aceptar sus propias responsabilidades en el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: