El Monte de Dios

“El mismo nombre de “Monte de Dios” es un feliz augurio; como dice el salmista respecto del monte del Señor; en él habitará la raza de los que buscan al Señor, los que buscan al Señor, los que buscan el rostro del Dios de Jacob; los de manos inocentes y puro corazón, que no recibieron su alma en vano. Esta es, efectivamente la profesión de ustedes: buscar al Dios de Jacob… buscando ese mismo rostro de Dios que vio Jacob cuando dijo: “He visto al Señor cara a cara y mi alma está a salvo”.

“… como dice el apóstol: “Entonces conoceré como soy conocido; ahora vemos como en un espejo, confusamente, después lo veremos cara a cara tal cual es”; buscar su rostro continuamente en esta vida, por la inocencia de las manos y la pureza del corazón, esta es la piedad, que como dice Job “es el culto de Dios”. Una vida de piedad es la vida que debemos vivir pues para eso hemos recibido el alma”.

“La piedad a la que nos referimos es una constante memoria de Dios, un esfuerzo continuo dirigido a conocerlo, una tensión infatigable del corazón hacia su amor, de modo que, ni siquiera una hora deje de encontrar al servidor de Dios ocupado en ejercitarse y progresar, o bien, sumergido en la dulzura de la experiencia y el gozo de la fruición en Dios”.

Guillermo de Saint Thierry – de págs. 25 y 26 en “Carta de Oro, a los hermanos de Mont Dieu”. Ed. Padres Cistercienses. 2003 – Monasterio Nuestra Señora de Los Ángeles – Argentina –

One Comment on “El Monte de Dios

  1. Pingback: Lista de publicaciones – Desierto de los anawim

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: