Categoría: de san juan de la cruz

Fuerza purificadora

«La fuerza purificadora del alma humana viene de Dios mismo. Y Juan de la Cruz fue consciente, como pocos, de esta fuerza purificadora. Dios mismo purifica al alma hasta en los más profundos abismos de su ser…»

Actuar desde el espíritu

Actuar y VIvir desde la contemplación no desde el discurso.

Estarse con Dios

Pensamientos de San Juan de la Cruz.

Las grandezas de Dios

el místico experimenta la íntima conexión que hay entre Dios y todos los seres, y así, «siente ser todas las cosas Dios»…

el sosiego del alma

…unos le han de labrar con la palabra, diciéndole lo que no quisiera oír; otros con la obra, haciendo contra él lo que no quisiera sufrir; otros con la condición, siéndole molestos y pesados en sí y en su manera de proceder; otros con los pensamientos, sintiendo en ellos o pensando en ellos que no le estiman ni aman…