Categoría: el abandono en la divina providencia

El libro abierto de las almas

«El espíritu de Dios es el que, con la pluma en la mano, sigue escribiendo en el libro abierto de las almas la historia sagrada…»

El crisol del alma

«De todo esto se sigue que no conviene dar a las consolaciones y arideces exagerada importancia; el fin y los medios esenciales son los que deben merecer nuestra principal atención…»

Un corazón puro

yo, Dios mío, no te haré más que una sola súplica: «dame un corazón puro» [Sal 50,12]…