Categoría: Publicaciones bíblicas

¿Hay algo imposible para mí?

Yo, el Señor, soy el Dios de todo ser viviente: ¿hay algo imposible para mí?

Lo que mi alma anhela

“He encontrado lo que mi alma anhela, lo agarro fuerte y no lo dejaré nunca”…

Renacer desde lo alto

Ser cristiano es dejar que el Espíritu entre en ti y te lleve a donde Él quiere que vayas…

Invocaré al Señor

“Invocaré al Señor con toda mi voz, con toda mi voz suplicaré al Señor; expondré mi queja ante él, expresaré mi angustia en su presencia…

La sombra protectora

Simplificar nuestra vida al máximo posible es seguir la espiritualidad del desierto que apunta a lo esencial.

La Nueva Jerusalén

Pero lo más importante es recalcar que donde Israel sucumbió, Jesús triunfó y su triunfo fue la liberación nuestra…

La perfecta unión

Y sobre todas estas virtudes, tengan amor, que es el vínculo de la perfecta unión…

¡Feliz la que ha creído!

sube en su humildad y portando en su seno la grandeza de la vida. (“Yo Soy el camino, la verdad y la vida, dice El Señor”)

Hijos de la luz

“Que se haga en ustedes conforme a su fe”…

Al amparo del Altísimo

Tú que habitas al amparo del Altísimo,
que vives a la sombra del Omnipotente,
dile al Señor: «Refugio mío,
alcázar mío.
Dios mío, confío en ti.

La mejor parte

“Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, siendo así que una sola es necesaria…”

Un hombre sin doblez

“Yo te vi antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera”.Natanael le respondió: “Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel”.

Renunciar a sí mismo

“Es mejor llevar una pequeña cruz de paja que me han puesto sobre las espaldas, sin que yo la haya elegido…”

Tú nos darás la paz

Mi alma te ansía de noche, mi espíritu en mi interior madruga por ti, porque tus juicios son luz de la tierra…

¡Ya es de día..!

“¡Ya es de día! ¡Levántense y vayamos a Sión, hacia el Señor, nuestro Dios!

Hijos y herederos

“…para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva…

Tú lo sabes, Señor

“Yo voy a hacer que un espíritu penetre en ustedes, y vivirán”.

El es la Roca…

Lo encontró en una tierra desierta, en la soledad rugiente de la estepa: lo rodeó y lo cuidó…

Siembra tu semilla

Siembra tu semilla por la mañana y no dejes que tu brazo descanse hasta la tarde…

Hizo brotar agua para ti

…a fin de humillarte y ponerte a prueba para después hacerte feliz.”

Vivir de tu palabra

…para hacerte saber que no sólo de pan vive el hombre, sino que el hombre vive de todo lo que sale de la boca de Yahvé.

Con gozo sacarás agua…

“Con gozo sacarás agua de los manantiales de la salvación…”

¡Refugio mío!

Dios Mío, confío en Ti.

El desierto necesario

Es un tiempo de gracia, un periodo por el cual necesariamente ha de pasar el alma que quiere producir frutos…

Padre nuestro del cielo

“No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes que se lo pidáis.

¡ Dios te salve !

A tí clamamos, los desterrados, hijos de Eva…

CLAMARÁS AL SEÑOR

“Entonces clamarás al Señor y te responderá; gritarás, y te dirá: Aquí estoy”

Sobre los enfermos pondrán sus manos

impondrán las manos a los enfermos y estos quedarán sanos….

¿DÓNDE está tu hermano?

La voz de la sangre de tu hermano…

¿Quiénes son los Anawim?

¿Quiénes son los anawim?“Estos son los que no nacen por vía de generación humana, ni porque el hombre lo desee, sino que nacen de Dios” Jn 1, 13. “María dijo: -Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu Palabra” Lc 1,… Continue Reading “¿Quiénes son los Anawim?”

habitaré entre ellos

Me harán un santuario y habitaré entre ellos, éxodo 25, 8

El mosto de granadas gustaremos

“Y luego a las subidas
cavernas de la piedra nos iremos,
que están bien escondidas,
y allí nos entraremos…

Buscando mis amores

“Buscando mis amores, iré por esos montes y riberas; ni cogeré las flores, ni temeré las fieras, y pasaré los fuertes y fronteras” Cántico espiritual. (San Juan de la Cruz)

existe algo nuevo

“Existe algo nuevo: ya está en marcha; ¿No lo reconocéis” (Is, 43, 19)

El Mensajero de la paz

¡Que hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae la Buena Nueva, que pregona la victoria, que dice a Sión: «Tu Dios es Rey»! (Is 52, 7-10)