Categoría: Textos originales del blog

simples peregrinos

“… hemos extraviado la mirada contemplativa…”

Entregar los temores

Despojarse de deseos es ir al desierto. Entregar los temores en brazos de Dios para que Él disponga, es ir al desierto.

El desierto espiritual

Dejar que crezca la simpleza, lo vacío. Permitir un silencio que es presencia de Dios.