Categoría: sobre el desierto

El estado natural

“La virtud existe cuando el alma se mantiene en su estado natural. Es mantenida en su estado natural cuando queda como vino al ser…”

Vivificar el corazón

“Tiempos fuertes no sólo para orar sino también para recuperar el equilibrio emocional…”

Lo que mi alma anhela

“He encontrado lo que mi alma anhela, lo agarro fuerte y no lo dejaré nunca”…

Voces del desierto

Ellos vivían en soledad y en silencio; nosotros, entre ruidos y distracciones múltiples…

Un mundo más luminoso

el desierto es, además, el lugar de la mayor cercanía de Dios…

El Horeb del corazón

La entrada en este sendero es la oración larga y silenciosa, humilde y perseverante…

El desierto espiritual

“es un momento de la vida espiritual en el que la persona es purificada antes de la unión íntima y transformante con Cristo”…

Lugar de Libertad

… un paisaje en el que ya no crece nada, en el que nada puede echar raíces, pero es también lugar de libertad…

Las alegrías más lúcidas y amargas de la soledad

“El desierto real es este: hacer frente a las limitaciones reales de la propia existencia y no tratar de manipularlas o rechazarlas con repugnancia…

Desierto y mirada purificada

Después viene la parte más difícil de la subida: la concentración constante de
la mente en Dios…

La Kenósis

En último término, las tentaciones de Jesús coinciden con las de cada hombre, desde el principio…

El Sol de Justicia

En la oración de quietud sentimos el esplendor de Dios en nuestro corazón irradiando todo nuestro ser y Cristo manifiesta a nosotros en su belleza.

La vocación del hombre

El cimiento fundante de la espiritualidad del desierto lo hallamos en la Biblia.

El espíritu del Yermo

Participar del espíritu del yermo, es gustar el sabor de la pertenencia amorosa a Dios…