Etiqueta: anawim.blog

El jardín del amor

“… el desierto, como lugar de encuentro con Dios y con nosotros mismos, es una experiencia enriquecedora, siempre y cuando Cristo esté en el centro de esta soledad, y el objetivo sea el encuentro relacional con Él. La soledad sin relación amorosa, puede devenir… Continue Reading “El jardín del amor”

Día de la Virgen del Monte Carmelo

“…somos invitados a mantener vivo el espíritu que animó a aquellos hombres que dejaron sus países para peregrinar a Tierra Santa e hicieron voto de establecerse en ella, viviendo en obsequio de Jesucristo…”

Quién busca la verdad, busca a Dios

“…al final fue premiada, la Verdad la conquistó. En efecto, descubrió que la Verdad tenía un nombre: Jesucristo…”

Última línea de defensa

“… la vida espiritual, por su radicalidad, puede y debe ser la última línea defensiva de la verdad…”

mansedumbre ante Dios

No agudices la cruz de tu vida volviéndote tan ocupado que no tengas tiempo de sentarte en mansedumbre ante Dios…

Dispuestos a confiar

“…si no es que estamos dispuestos a confiar en él como Jairo y a poner toda nuestra confianza en su amor que no decepciona…”

Abandonar el hombre viejo

“… ahora se trata de querer abandonar al hombre viejo y notar que lo abandonamos por nuestro trabajo y nuestra fatiga, y no sólo por la audición de la fe…”

¡lleva mi alma..!

Esa es la confesión conmovedora del santo: No valgo más que mis padres, A la que hace eco en su carta el apóstol Santiago: Elías no era más que un hombre, sujeto a las mismas miserias que nosotros.,,

Delicia para las almas

“La contemplación del misterio Eucarístico constituye una delicia para las almas; la manifestación externa y social de la fe hace vibrar la devoción personal de cada cristiano y anima el fervor apostólico…”

de Pura Providencia

Y así sucede que su vida, aunque muy extraordinaria, no ofrece sin embargo nada que no sea muy común y ordinario. Son personas que cumplen sus deberes religiosos y los de su estado, lo mismo que aparentemente vienen haciendo los demás…

El crisol del alma

“De todo esto se sigue que no conviene dar a las consolaciones y arideces exagerada importancia; el fin y los medios esenciales son los que deben merecer nuestra principal atención…”

Lo que mi alma anhela

“He encontrado lo que mi alma anhela, lo agarro fuerte y no lo dejaré nunca”…

Unión en la diversidad

“… nuestro principio de unidad es el Espíritu Santo. Él nos recuerda que, ante todo, somos hijos amados de Dios; todos iguales, en esto, y todos diferentes…

Necesidad del Espíritu Santo

“… Como San Agustín indica, el Espíritu Santo no solamente nos hace capaces de amar a Dios; nos da el poder de amar a nuestro prójimo…

Un corazón puro

yo, Dios mío, no te haré más que una sola súplica: «dame un corazón puro» [Sal 50,12]…

El Horeb del corazón

La entrada en este sendero es la oración larga y silenciosa, humilde y perseverante…

Lugar de Libertad

… un paisaje en el que ya no crece nada, en el que nada puede echar raíces, pero es también lugar de libertad…

Renacer desde lo alto

Ser cristiano es dejar que el Espíritu entre en ti y te lleve a donde Él quiere que vayas…

¿muerte, dónde está Tu poder?

“Aquél que es devoto y amante de Dios, que disfrute de esta magnífica y brillante fiesta…

El sacramento universal

Así actúa a veces Dios con nosotros: trastorna nuestros proyectos y nuestra tranquilidad, para salvarnos del abismo que no vemos…” 

La gracia del estupor

En realidad, aquellas personas seguían más una imagen del Mesías, que al Mesías real. Admiraban a Jesús…

La Kenósis

En último término, las tentaciones de Jesús coinciden con las de cada hombre, desde el principio…

Necesitados de Dios

Asusta un poco. A veces cuando la vida se nos complica sentimos que estamos en un desierto…

La presencia interior

Oscura la fe y desnuda la confianza de estos hombres. Así merecieron el nombre de padres de la fe y padres del pueblo de Dios…

El espíritu del Yermo

Participar del espíritu del yermo, es gustar el sabor de la pertenencia amorosa a Dios…

Total disponibilidad

Cuanto más ligero sea tu equipaje más libertad le darás a Dios para llenarte con su presencia, su amor y su gracia…

Haré brotar manantiales

Tu desierto entonces se trocará en prado…

Profunda renovación

Aquí de nuevo encontramos el simbolismo dualista del desierto. Es lugar de advertencia así como lugar de encuentro espiritual.

La perfecta unión

Y sobre todas estas virtudes, tengan amor, que es el vínculo de la perfecta unión…

¡Feliz la que ha creído!

sube en su humildad y portando en su seno la grandeza de la vida. (“Yo Soy el camino, la verdad y la vida, dice El Señor”)

Actuar desde el espíritu

Actuar y VIvir desde la contemplación no desde el discurso.

La cualidad de lo sagrado

Tenemos que ir a la cueva sabiendo que pisamos tierra sagrada…

Tenías tu mano sobre mí

¡Oh Dios mío! ¡Cómo tenías tu mano sobre mí, y qué poco yo lo sentía! ¡Qué bueno eres! ¡Cómo me guardaste!

La huella de dios

“Los Padres interpretan cada fenómeno natural en sentido espiritual, y siguen un planteamiento de raíz exegética, la Naturaleza es el libro de Dios…!

El descanso en Dios

Exulte el desierto y la tierra árida, regocíjese la estepa y florezca
como un narciso, exulte con júbilo y cantos de triunfo..,
le será dada la hermosura del Carmelo… (Isaías 35,12)

Quédate de PIE, ante mí, sobre la montaña

Podríamos atrevernos a decir que la contemplación en el Carmelo es tan propia como su nombre porque está absolutamente inmersa en sus raíces desde el mismo momento en que los ermitaños del Monte Carmelo decidieron abrazar este estilo de vida, que ha traspasado las… Continue Reading “Quédate de PIE, ante mí, sobre la montaña”

Morir viviendo y vivir muriendo

“Y a los 31 años de mi edad empecé a morir viviendo y a vivir muriendo, una vida tan horrorosa a mi vista, tan amarga, que me horripila mis carnes al escribirlo…

Al amparo del Altísimo

Tú que habitas al amparo del Altísimo,
que vives a la sombra del Omnipotente,
dile al Señor: «Refugio mío,
alcázar mío.
Dios mío, confío en ti.

simples peregrinos

“… hemos extraviado la mirada contemplativa…”

Estarse con Dios

Pensamientos de San Juan de la Cruz.

Las grandezas de Dios

el místico experimenta la íntima conexión que hay entre Dios y todos los seres, y así, “siente ser todas las cosas Dios”…

La mejor parte

“Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, siendo así que una sola es necesaria…”

Vio Dios todo lo que había hecho, y era muy bueno

El Concilio nos recuerda que el destino del ser humano está vinculado al de toda la creación…

Red de vida

“Es la hora de redescubrir nuestra vocación como hijos de Dios, hermanos entre nosotros, custodios de la creación”.

Todo es para el bien…

… todo es concedido para tu mayor bienestar, para tu santificación, para aumentar en este mundo y en el otro tu conformidad con Él, tu unión a Él…

O ignis spiritus Paracliti

Tú, la alegría de la vida; esperanza e inmenso honor nuestro,
Tú, que otorgas los dones de la luz.

Un hombre sin doblez

“Yo te vi antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera”.Natanael le respondió: “Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel”.

Espiritualidad ecológica

…reconocer la naturaleza como un espléndido libro en el cual Dios nos habla y nos refleja algo de su hermosura y de su bondad: «A través de la grandeza y de la belleza de las criaturas, se conoce por analogía al autor»

Oración, renuncia y silencio

“En el mucho hablar no faltará pecado” (Pr 10,199. Y: “Quien suelta los labios, marcha a la ruina” (Pr 13,3).

Tú nos darás la paz

Mi alma te ansía de noche, mi espíritu en mi interior madruga por ti, porque tus juicios son luz de la tierra…

¡Ya es de día..!

“¡Ya es de día! ¡Levántense y vayamos a Sión, hacia el Señor, nuestro Dios!

Hijos y herederos

“…para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva…

el sosiego del alma

…unos le han de labrar con la palabra, diciéndole lo que no quisiera oír; otros con la obra, haciendo contra él lo que no quisiera sufrir; otros con la condición, siéndole molestos y pesados en sí y en su manera de proceder; otros con los pensamientos, sintiendo en ellos o pensando en ellos que no le estiman ni aman…

Los prados del corazón

la potencia del Espíritu divino tiene el poder de concentrar el corazón…

Tú lo sabes, Señor

“Yo voy a hacer que un espíritu penetre en ustedes, y vivirán”.

El Silencio de María

Al decir “silencio”, en el caso de María, estoy pensando en su disponibilidad y receptividad…

Entregar los temores

Despojarse de deseos es ir al desierto. Entregar los temores en brazos de Dios para que Él disponga, es ir al desierto.