Etiqueta: anawim.blog

La cualidad de lo sagrado

Tenemos que ir a la cueva sabiendo que pisamos tierra sagrada…

Tenías tu mano sobre mí

¡Oh Dios mío! ¡Cómo tenías tu mano sobre mí, y qué poco yo lo sentía! ¡Qué bueno eres! ¡Cómo me guardaste!

La huella de dios

«Los Padres interpretan cada fenómeno natural en sentido espiritual, y siguen un planteamiento de raíz exegética, la Naturaleza es el libro de Dios…!

El descanso en Dios

Exulte el desierto y la tierra árida, regocíjese la estepa y florezca
como un narciso, exulte con júbilo y cantos de triunfo..,
le será dada la hermosura del Carmelo… (Isaías 35,12)

Quédate de PIE, ante mí, sobre la montaña

Podríamos atrevernos a decir que la contemplación en el Carmelo es tan propia como su nombre porque está absolutamente inmersa en sus raíces desde el mismo momento en que los ermitaños del Monte Carmelo decidieron abrazar este estilo de vida, que ha traspasado las… Continue Reading «Quédate de PIE, ante mí, sobre la montaña»

Morir viviendo y vivir muriendo

«Y a los 31 años de mi edad empecé a morir viviendo y a vivir muriendo, una vida tan horrorosa a mi vista, tan amarga, que me horripila mis carnes al escribirlo…

Al amparo del Altísimo

Tú que habitas al amparo del Altísimo,
que vives a la sombra del Omnipotente,
dile al Señor: «Refugio mío,
alcázar mío.
Dios mío, confío en ti.

simples peregrinos

«… hemos extraviado la mirada contemplativa…»

Estarse con Dios

Pensamientos de San Juan de la Cruz.

Las grandezas de Dios

el místico experimenta la íntima conexión que hay entre Dios y todos los seres, y así, «siente ser todas las cosas Dios»…

La mejor parte

“Marta, Marta, muchas cosas te preocupan y te inquietan, siendo así que una sola es necesaria…»

Vio Dios todo lo que había hecho, y era muy bueno

El Concilio nos recuerda que el destino del ser humano está vinculado al de toda la creación…

Red de vida

«Es la hora de redescubrir nuestra vocación como hijos de Dios, hermanos entre nosotros, custodios de la creación».

Todo es para el bien…

… todo es concedido para tu mayor bienestar, para tu santificación, para aumentar en este mundo y en el otro tu conformidad con Él, tu unión a Él…

O ignis spiritus Paracliti

Tú, la alegría de la vida; esperanza e inmenso honor nuestro,
Tú, que otorgas los dones de la luz.

Un hombre sin doblez

«Yo te vi antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera».Natanael le respondió: «Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel».

Espiritualidad ecológica

…reconocer la naturaleza como un espléndido libro en el cual Dios nos habla y nos refleja algo de su hermosura y de su bondad: «A través de la grandeza y de la belleza de las criaturas, se conoce por analogía al autor»

Oración, renuncia y silencio

“En el mucho hablar no faltará pecado” (Pr 10,199. Y: “Quien suelta los labios, marcha a la ruina” (Pr 13,3).

Tú nos darás la paz

Mi alma te ansía de noche, mi espíritu en mi interior madruga por ti, porque tus juicios son luz de la tierra…

¡Ya es de día..!

«¡Ya es de día! ¡Levántense y vayamos a Sión, hacia el Señor, nuestro Dios!

Hijos y herederos

«…para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva…

el sosiego del alma

…unos le han de labrar con la palabra, diciéndole lo que no quisiera oír; otros con la obra, haciendo contra él lo que no quisiera sufrir; otros con la condición, siéndole molestos y pesados en sí y en su manera de proceder; otros con los pensamientos, sintiendo en ellos o pensando en ellos que no le estiman ni aman…

Los prados del corazón

la potencia del Espíritu divino tiene el poder de concentrar el corazón…

Tú lo sabes, Señor

«Yo voy a hacer que un espíritu penetre en ustedes, y vivirán».

El Silencio de María

Al decir «silencio», en el caso de María, estoy pensando en su disponibilidad y receptividad…

Entregar los temores

Despojarse de deseos es ir al desierto. Entregar los temores en brazos de Dios para que Él disponga, es ir al desierto.

El es la Roca…

Lo encontró en una tierra desierta, en la soledad rugiente de la estepa: lo rodeó y lo cuidó…

Sal de tu tierra…

«Sal de todo el mundo visible y ven a la tierra que yo te mostraré».

El desierto espiritual

Dejar que crezca la simpleza, lo vacío. Permitir un silencio que es presencia de Dios.

Levantes de la aurora

¿cómo reconocer ese único desierto si no estuviera ya presente en nuestro corazón?

Hizo brotar agua para ti

…a fin de humillarte y ponerte a prueba para después hacerte feliz.»

Con gozo sacarás agua…

«Con gozo sacarás agua de los manantiales de la salvación…»

La llevaré al desierto…

El cristiano, por la resurrección de Cristo, ¿no está llamado a hacer florecer todos los desiertos?; ¿no nos ha colocado Cristo en el nuevo jardín de la redención, más bello y fructífero que el jardín de la creación?

El crisol del desierto

La noche da realce al desierto desmaterializando las cosas…

A Ti clamamos

A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva…

Padre nuestro del cielo

«No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes que se lo pidáis.

¿DÓNDE está tu hermano?

La voz de la sangre de tu hermano…

Lista de publicaciones

Listado de publicaciones recientes